Letterror, en directo

Just van Rossum (1966) y Erik van Blockland (1967) son conocidos por el trabajo que realizan bajo el nombre de LettError.

Ambos se graduaron en la Royal Academy of Art en La Haya (Holanda). Después de trabajar durante un breve periodo para compañías extranjeras (MetaDesign, Font-Bureau) empezaron a trabajar como free-lance en La Haya.

En 1990 introdujeron las random fonts (tipografías aleatorias), trazados programados digitalmente que, mediante una disposición aleatoria de los nodos que definen el contorno de las letras, se imprimen de manera distinta cada vez. Han diseñado cerca de 50 tipografías para FontShop y en su trabajo tipográfico utilizan principalmente la programación.

Esta es una entrevista que mi amigo Peter Bilak hizo a Just van Rossum y Erik van Blockland (mis muy admirados componentes del equipo LettError). Yo sólo he hecho la traducción y me he ocupado de buscar alguna imagen con la que ilustrar dicha entrevista.

EvB: …está en marcha la grabadora…?

Peter Bilak: Sí… Bien, Es correcto que os llame programadores tipográficos? Nunca supe si erais más bien diseñadores o…

EvB: …primero somos diseñadores, luego programadores…

JvR: …luego somos programadores y otra vez diseñadores… (risas) … no, en realidad ha aumentado en los œltimos años. Nos lo hemos pasado en grande descubriendo cosas mediante la programación y con el diseño. Realizamos trabajos de diseño, pero ahora no tanto. Al menos no como algo cotidiano. Diseñamos cada día, pero…

EvB: …no te pagan por ello.

JvR: Bueno, alguna cosa. Es lo bueno de tener ingresos regulares mediante la venta de fuentes. Nuestras fuentes se venden bastante bien en FontShop de manera que nos llega algo de dinero cada tres meses. Ello nos permite desarrollar proyectos por los que nadie nos paga.

Peter Bilak: Qué fue primero, vuestro interés por los ordenadores o por la tipografía? o se trata de algo que está tan ligado lo uno con lo otro que ya no lo podéis separar?

JvR: Tanto yo como Erik hemos estado ÇjugandoÈ con ordenadores desde los 15 años. A los 18 fuimos a la Academy para estudiar diseño gráfico. Fue entre los años 1984-85, cuando empezaron a aparecer los Macintosh.

Peter Bilak: Esto eran los inicios…

JvR: Sí, la autoedición estaba justo empezando. Nos dimos cuenta de que aquello que también nos interesaba como hobby…, el hecho de andar jugueteando con ordenadores es incluso más interesante cuando se combina con el diseño gráfico y la tipografía. Nos preguntábamos cosas tales como: qué pasa si en vez de dibujar una letra escribo un programa que lo haga?

EvB: Somos básicamente perezosos y, por ello, nos gusta inventar cosas que trabajen por nosotros… (risas) … Pensando en el diseño en términos de programación te fuerza a tener una aproximación en abstracto de aquello que quieres hacer. En vez de escribir artículos teóricos, nosotros escribimos software y puedes ver sus aplicaciones directas. Escribes un programa y ves el resultado, varías el programa y el resultado también varía. Programar y diseñar forman parte de un mismo ciclo. El ciclo normal en todo diseño está en hacer algunos bocetos y tomar algunas decisiones. Ocurre exactamente lo mismo cuando se escriben programas.

Peter Bilak: ¿Hacéis bocetos de los programas? ¿Supongo que no podréis bocetar sólo con código, no?

JvR: Python, el lenguaje de programación que nosotros utilizamos, es fantástico. No cuesta mucho hacer que funcione. Con otros lenguajes de programación el trabajo es mucho más duro.

EvB: Si lo utilizas para bocetar programas no resulta de gran ayuda. Has de tener alguna idea de lo que realmente quieres hacer.
Quizás se trate de construir un motor que genere EPS’s automáticamente, o bien alguna otra cosa, pero antes que nada hay que tener una ligera idea sobre aquello que se quiere.

JvR: Diseñamos un calendario para la Dutch PTT (la compañía holandesa de correos y telecomunicaciones), un calendario de uso interno para los empleados. Tuvimos suficiente tiempo para hacer el trabajo. Hicimos algunos bocetos a la manera tradicional para saber hacia donde queríamos ir, lo discutimos con el cliente y decidimos generar un software que diseñara todas las páginas por nosotros.
Podíamos emplear nuestro tiempo en la composición del texto o bien dedicar un poco de tiempo a escribir un software que hiciera lo mismo por nosotros. Así, Erik construyó una aplicación que genera archivos EPS de illustrator. El calendario era bastante complicado y repetitivo, pero con nuestro programa pudimos ser muy flexibles en el diseño. Podíamos cambiar algunos nœmeros y todo el calendario cambiaba.

EvB: Con este programa solucionamos la parte más mecánica del trabajo y permitió concentrarnos más en el diseño. En lugar de contemplar una sola página planteamos todo el calendario como conjunto. Cambiando una sola página, podíamos ver los cambios en el resto de páginas en cuestión de segundos. No teníamos que prever cómo iba a funcionar el layout, lo veíamos directamente. De esta manera, podíamos dedicar más tiempo a la tipografía.

Peter Bilak: ¿Podéis imaginaros ahora la tipografía sin los ordenadores?

EvB: La Tipografía y el diseño de tipos han estado siempre muy relacionados con la tecnología y las máquinas. De hecho la máquina de imprimir fue la tecnología más fascinante del mundo. Como lo fueron las máquinas de composición…

JvR: …y ahora los ordenadores.

EvB: Es posible entender la tipografía sin los ordenadores pero no es posible entenderla desconectada de la tecnología; porque la tipografía es un resultado de la tecnología.

Peter Bilak: ¿Creéis que la dependencia con el ordenador puede perjudicar los procesos mentales?

EvB: Creo que la incapacidad de manejar el ordenador o la falta de comprensión de sus funciones puede perjudicar los procesos creativos y mentales.
Una vez sabes qué problema tiene tu ordenador, ya deja de ser un problema.

JvR: Como dice Erik, todo depende de la fluidez que tengas con el ordenador y su software. Si no puedes utilizar un lápiz, el mismo lápiz puede llegar a empeorar el proceso mental.

Peter Bilak: Entre 1980-1990 se aceleró el proceso de “fabricación de famosos” en el mundo del diseño. Entonces erais todavía estudiantes y alguien quiso que escribiérais y diérais conferencias. ¿Cómo lo llevásteis?

EvB: Bueno, para nuestra primera conferencia preparamos algunas diapositivas, pero estábamos todavía improvisando la charla minutos antes de pasar a la siguiente. Lo hemos estado haciendo desde entonces, excepto en algunas pocas diapositivas. Quizás mostramos nuestros trabajos más a menudo que otra gente pero no creo que nuestro estrellato sea tanto como para tener que preocuparse por ello.

JvR: Nuestros nombres son conocidos…, pero estrellas? En realidad, en la conferencia que dimos en Type’90 yo ya no era un estudiante.

Peter Bilak: Vuestras caligrafías personales (FF ErikRightHand, FF JustLeftHand) están disponibles para el pœblico. ¿Qué sensación tenéis cuando otra gente utiliza vuestras tipografías? Estáis preocupados de que vuestros tipos puedan ser utilizados de forma inapropiada?

JvR: Es todavía muy excitante ver lo que otra gente puede hacer con ellas: no dejan de sorprenderme, tanto si están bien utilizadas o no. No tiene sentido preocuparse por ello: no tengo ningœn control. Y si quisiera controlarlo, entonces no vendería mis fuentes a desconocidos.

EvB: Robin Kinross comparó la tipografía con los ladrillos. Nosotros hacemos ladrillos. Es obvio que los ladrillos han de utilizarse para que funcionen. No tienen finalidad por sí mismos. El propio uso implica gente distinta con ideas distintas, algunas buenas, otras no tanto. Es interesante ver como la gente puede hacer cosas imprevistas con nuestras fuentes. Aunque, algunas veces, los resultados no son muy afortunados, también resulta interesante. No tengo ningœn problema con ello mientras la mayoría de la gente reconozca que un diseño no tiene porqué ser nuestro aunque nuestros tipos se hayan utilizado en él.

Peter Bilak: ¿Os resulta difícil sentiros motivados a la hora de diseñar nuevos tipos?

EvB: Bueno, sí y no. Si yo no me siento motivado para hacer algo, no lo hago. En estos momentos no tengo la más mínima intención de pasarme años para diseñar otro tipo más de palo seco, así que no lo pienso hacer. Normalmente trabajo en tipos de letra que me sirven para investigar algœn efecto en concreto o bien porque me resulta divertido. Por el contrario, si se trata de un encargo tipográfico la motivación ya está implícita en el mismo trabajo: el hecho de tener que solucionar un problema, de ajustarse al encargo, el dinero que ganas con ello…

JvR: Para mí no es necesario. Las ideas te llegan o no. No creo que sea muy efectivo tener que decir: Çbueno, será mejor que tengas pronto una idea nuevaÈ. Sin embargo, me resulta difícil terminar algo que he empezado.

Peter Bilak: ¿Diseñáis vuestras tipografías pensando en un pœblico determinado?

EvB: No. Por lo general las tipografías tienen sus propias razones a la hora de ser creadas. Algunas veces se trata de un proceso técnico que hemos desarrollado, como la versión flipper para la tipografía Kosmic o bien el desarrollo de BitPull. Otras veces es el interés por una característica gráfica determinada como, por ejemplo, la extremada anchura de la tipografía Zapata.

Nuestras tipografías encuentran a su propio público. Los tipos caligráficos (FF ErikRightHand, FF JustLeftHand) son utilizados en revistas para bebés; la Trixie y los Instant Types se utilizan en cualquier anuncio de cigarrillos y en portadas de rock duro.
En el caso de GAK es obviamente diferente pero eso es por un tema de funcionalidad y no de estilo. Pero no es así la mayoría de las veces.

Si hablas en términos de estilo y quieres diseñar algo para un pœblico determinado, entonces lo œnico que haces es seguir una tendencia. Y eso no me parece muy interesante.

Peter Bilak: ¿Cómo valoráis la validez de un nuevo -o experimental- diseño tipográfico?

EvB: Creo que debería estar claro el porqué de la existencia de una tipografía. Quizás se trate de satisfacer algœn requerimiento técnico, de completar toda un alfabeto. O bien que conlleve un nuevo e interesante guiño estético que le dé sentido..

Si veo una tipografía y no puedo encontrar el motivo por la cual ha sido diseñada empiezo a dudar acerca de la razón de su existencia. Naturalmente, entiendo que mi ignorancia a veces no me permite ver a la primera cuál es la razón de una tipografía. Pero echando un vistazo a la variedad de catálogos de fuentes existentes, uno puede ver que hay muchas copias, tipos que solamente repiten las mismas ideas en vez de crear otras nuevas.

Muchos de los tipos llamados experimentales son, en su mayoría, pruebas resultantes del uso del software. Algunos de ellos son puros experimentos tipográficos donde se parte de tipos ya existentes. Demasiadas tipografías han sido incorrectamente etiquetadas como experimentales.

JvR: Bien, uno no debería esperar que el mundo vaya a cambiar muy de prisa. Los lectores son conservadores y no iban a aceptar leer grandes cantidades de texto compuesto en tipos que les fueran demasiado extraños. Los hábitos de lectura sólo pueden cambiar de manera muy lenta. Sin embargo, mucho del diseño experimental de tipos no tiene nada que ver con la tipografía: si los caracteres ya no son reconocibles, entonces se trata de un experimento que utiliza la tecnología de las fuentes para cosas para las cuales ésta no ha sido diseñada. Y eso está bien, incluso puede ser válido por si mismo, pero la tipografía no se define como Çel uso arbitrario de imágenes accesibles desde el tecladoÈ.

Peter Bilak: ¿Cuál fue el encargo concreto en el diseño de la tipografía para la MTV? ¿Cómo lo realizasteis?

EvB: Se trataba de realizar una Helvética Black Condensed, pero un poquito diferente. Hice una tipografía de palo seco en dos grosores en la que las astas, los anchos y la mayoría de las curvas estaban sujetos a una rejilla base. De esta manera incluso el hinting automático para TrueType daría resultados aceptables para baja resolución, por ejemplo para textos pequeños en una pantalla de TV. A causa de la rejilla se obtuvieron un nœmero de efectos que daban cierto carácter a la tipografía. Diseñé un par de caracteres y analicé el resultado. Luego diseñé unos cuantos más. Durante un año no ocurrió nada. Tuvimos una discusión de tipo legal acerca de los contratos. Al final ellos se pusieron de acuerdo.

Trabajar para la MTV tiene dos caras: es fantástico poder decir a los demás clientes que trabajas para la MTV pero, el mismo tiempo, no dispones de tiempo suficiente, el feedback es difícil y no hay siempre un interlocutor claro… Los proyectos en los que trabajé tuvieron un porcentaje de éxito del 50%. Del resto hay que decir que fueron fatal. Y eso que me dijeron que el 50% ya era un porcentaje bastante bueno.El chico que conocía en MTV se largó y allí terminó todo. Yo me alegré de ello.

Peter Bilak: ¿Como os fue con la tipografía para GAK?

JvR: El briefing fue más o menos así: “Diseñar algo parecido a la Interstate pero diferente y más versátil para que pueda ser utilizada sobre cualquier soporte, tanto para los pequeños impresos como para rotular en los edificios. Ah, y vamos a necesitar también algunas variaciones.”

Y así es como empecé a trabajar con ella… Desde los primeros bocetos todo lo diseñé en el ordenador. Comentamos los resultados con el Estudio Dumbar y tanto ellos como yo los testamos para asegurarnos que funcionaban tal como se esperaba. Sólamente diseñé las versiones light y black, las versiones intermedias (regular y bold) se obtuvieron por interpolación. De esta manera pudimos posponer la elección de los gruesos exactos para los pesos intermedios hasta las œltimas fases del trabajo.

Peter Bilak: ¿Como nació vuestro héroe TypoMan? ¿Qué nuevas aventuras le esperan?

EvB:TypoMan se planteó como un cómic para presentar la tipografía Kosmic. Después de realizar algunas animaciones, construimos un personaje que vive en un mundo y interactœa con sus amigos. Deberían salir en la TV.

JvR: A Erik se le olvidó mencionar las veces que TypoMan apareció en forma de tira de cómic en los periódicos (o como se les llamase) que se editaban durante los TypeLab.

(TypeLab es un espacio para la experimentación y el intercambio de ideas sobre diseño de tipografía que se organizaba durante la celebración del congreso de AtypI (la Asociación internacional de tipografía).

Peter Bilak: ¿Qué es aquello que consideráis valioso en el diseño gráfico actual?

EvB: No sé si hay un estilo o aproximación en particular que me guste más que otras. En un momento en que cualquier cosa puede parecerse literalmente a cualquier cosa, me siento feliz de ver diseñadores con opiniones y visiones diferentes. Todo el mundo puede samplear, todo el mundo puede poner en sus películas bandas sonoras de éxito… Pero ello no hace las cosas más interesantes.

JvR: Es tarea ardua. Debo decir que yo ni siquiera intento estar al corriente de lo œltimo en lo que concierne al diseño. Así que no estoy seguro de a qué podemos llamarle “diseño gráfico actual”.

Peter Bilak: ¿Cuál es vuestra visión respecto el diseño de tipografía en el siglo XXI?

EvB: Habrá gente que leerá y escribirá, habrá tecnología, habrán tipos de letra, así que habrá gente que diseñe tipografía. Podrán existir modelos de licencia nuevos y alternativos. Quizás Microsoft sea el dueño de todo y a nadie le importe.

JvR: El diseño de tipos continuará como siempre. De lo que no estoy tan seguro es si será económicamente viable diseñar tipografía para la venta. El mercado de los tipos de letra ha explosionado, se ha convertido en algo tan exageradamente enorme que ya es extremadamente duro permanecer y competir con éxito. Pero espero estar equivocado: la nueva tecnología abrirá nuevos mercados y ofrecerá nuevas oportunidades.

Peter Bilak: Bien…, creo que es un buen momento para terminar con esta entrevista. Muchas gracias.


GRRR Nº 07 - LOS SIETE ENANITOS
GRRR Nº 07 - LOS SIETE ENANITOS